fbpx

Executive Protection Academy

Executive Protection Academy

Protección Ejecutiva: la fatal resistencia al cambio

El domingo 17 de marzo, se produjo un trágico suceso más para nuestra profesión. La comisaria regional de Pátzcuaro de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán, México Cristal García Hurtado, y dos de sus escoltas perdieron la vida en un brutal ataque en el tramo carretero Zirahuén-San Juan Tumbio.

Las víctimas fueron asesinadas de manera despiadada, y tras encender la patrulla en la que se encontraban, sus cuerpos fueron decapitados. Este acto de violencia tuvo lugar cerca de la localidad de Santa Ana Chapitiro.

Según fuentes oficiales, un grupo armado los interceptó a , los obligó a descender del vehículo y los asesinó. La comisaria fue decapitada en este trágico evento.

Este lamentable incidente es uno más en una serie de ataques que han ocurrido en los últimos 19 meses. Durante este tiempo, solo en México, 15 ejecutivos y 31 de sus escoltas han sido asesinados. Los ejecutivos y sus escoltas han sido masacrados en cada ataque, incluso cuando estaban acompañados por hasta 10 agentes armados con armas largas.

Al reflexionar sobre lo que falló en este caso, la respuesta es simple: lo mismo que falló en los 14 casos anteriores. La Protección Ejecutiva se concibe y practica únicamente como acompañantes armados que siguen al protegido por todos lados sin estrategia alguna, esperando reaccionar en el último momento.

La improvisación, la ignorancia y una buena dosis de soberbia que asume que se sabe lo que no se sabe, generan estos nefastos resultados. Las víctimas se están acumulando y aún no se comprende que la protección ejecutiva debe ocurrir lejos del protegido, tanto en el tiempo como en el espacio. Para esto la herramienta más importante es la comunicación adecuada y la persuasión del ejecutivo para lograr acciones que reduzcan sus riesgos. Una vez logrado esto, se debe conocer y aplicar la inteligencia, la contrainteligencia, la contravigilancia, la logística protectora, la alerta temprana y todo aquello que reduce la vulnerabilidad y la accesibilidad del ejecutivo a diferentes amenazas. Es muy lamentable que, a pesar de la cantidad de víctimas, aún no se comprenda que los cambios en la protección ejecutiva no tienen alternativa . Solo así podemos hacer esta profesión más segura tanto para los protegidos como para los protectores.

es_MXES