fbpx

Executive Protection Academy

Executive Protection Academy

El Asesinato de José Alfredo Cabrera: Un Atacante Derrotó a 15 Escoltas Armados

El lamentable atentado contra José Alfredo Cabrera Barrientos muestra una vez más que la protección ejecutiva, tanto a nivel global como local, no está analizando ni aprendiendo nada de sus errores, mientras las muertes se siguen acumulando. En los últimos 19 meses en México fueron asesinadas 17 personas protegidas y 31 de sus escoltas, mientras se repiten las mismas fallas.

José Alfredo Cabrera Barrientos, candidato de la coalición PRI-PAN-PRD a la alcaldía de Coyuca de Benítez, Guerrero, fue asesinado la tarde de este 29 de mayo durante su evento de cierre de campaña.

El asesinato del candidato ocurrió cuando Cabrera Barrientos se encontraba debajo del templete, saludando a sus seguidores, y en ese momento, por la espalda apareció una persona y lo asesinó con al menos dos disparos. La inútil reacción armada posterior del equipo de seguridad, si bien abatió al atacante, causó heridos en el público según reportes extraoficiales.

Las fuentes periodísticas señalan que el candidato fue protegido por al menos 15 agentes armados, algunos de ellos con armas largas, y todos fueron derrotados por una sola persona con una sola arma.

Resulta sorprendente que, a pesar de los numerosos casos en todo el mundo en los últimos años, los responsables de la protección ejecutiva sigan pensando que los acompañantes armados,con armas largas incluso, pueden proporcionar seguridad efectiva. No existe absolutamente ninguna evidencia que respalde esta idea; más bien, ocurre lo contrario.

La falla esencial, como en los casos anteriores, es el desconocimiento conceptual de que la protección no se lleva en el espacio, sino en el tiempo, y que los anillos de seguridad son temporales, no espaciales.

 

 

1.⁠ ⁠Anillo de tiempo corto: Logística protectora: el candidato se movía por un espacio totalmente abierto, siendo accesible por todos lados. En estos casos, es esencial canalizar el terreno del desplazamiento con barreras y obstáculos existentes o añadidos, y posicionar a los agentes adecuadamente para así reducir los vectores de ataque y además extenderlos, forzando al atacante a cometer errores o a abortar la acción. De esta manera se evita el ataque o se detiene momentos antes.


2.⁠ ⁠Anillo del tiempo largo: Contravigilancia: en la mayoría de los ataques ocurridos en eventos públicos previamente anunciados, el asesino (y sus cómplices, si es que los hay) han estado vigilando la zona de desplazamiento crítico de la víctima al menos un día antes del ataque. El equipo entrenado de contravigilancia detecta estos individuos con facilidad día o días antes del ataque.


3.⁠ ⁠Anillo de tiempo medio: Alerta temprana. Los agentes sombra infiltrados dentro de la multitud identifican fácilmente a los sujetos detectados en los operativos de contravigilancia, ya que su presencia en la zona de desplazamiento crítico antes y en el día del evento es un fuerte indicio del ataque. Así se detiene la agresión horas y minutos antes de la salida del ejecutivo en la zona crítica.

Esperar hasta el último momento para reaccionar es un error conceptual y estratégico fatal, cuyos funestos resultados son evidentes en este caso, donde un solo atacante con una sola arma derrotó a 15 protectores, algunos con armas largas ya que logró asesinar al candidato antes de ser abatido. Solo al entender que la protección ejecutiva se realiza en el tiempo y no en el espacio, y que se opera mediante la anticipación y no a través de la reacción y las armas, podemos tener una profesión más segura tanto para los protegidos como para los protectores.

es_MXES