fbpx

Executive Protection Academy

Executive Protection Academy

Atentado en Bogotá- El “chofer/ escolta “ no existe!

Una y otra vez a lo largo de los años he repetido que el concepto de “chofer/ escolta” es ahorrativo pero poco eficaz, ya que una persona no puede hacer dos cosas a la vez ni estar en dos lugares al mismo tiempo. Un chofer capacitado puede ser muy efectivo para reducir los riesgos en los traslados, pero no puede cubrir las situaciones de mayor riesgo que estadísticamente representan las costuras. He explicado esto detalladamente en este video:

Esto lo confirma el lamentable atentado que ocurrió el 21 de febrero de este año en Bogotá, Colombia, cuando el empresario Hernán Roberto Franco fue asesinado al llegar a su trabajo en el Parque de la 93, una zona exclusiva de la capital colombiana. En un video de seguridad que circula en las redes sociales, se observa el momento en que el vehículo del empresario llega frente a la puerta de la oficina, él sale del vehículo y entra por la puerta, justo en lo que llamamos la costura. En ese instante, el asesino se acerca, dispara al ejecutivo y huye. En ese momento, el “chofer/escolta” sale con su arma y dispara al asesino en fuga, quien ya había matado a su protegido.

En las redes sociales, muchos colegas criticaron el trabajo del “chofer/escolta” y, por supuesto, la situación en general tuvo varias fallas. Sin embargo, el error fundamental radica en el concepto de que una sola persona puede realizar el trabajo que deberían hacer al menos dos agentes: el chofer se encarga de reducir los riesgos en los traslados y de tener el vehículo en los lugares convenientes operativamente, mientras que el escolta protege las costuras y el resto de los movimientos a pie. Proteger las costuras, estas exposiciones de alto riesgo donde ocurre la mayoría de los ataques, no es nada fácil. Recordemos que varios agentes del Servicio Secreto no pudieron detener a un solo atacante en la costura durante el atentado contra Ronald Reagan. Entonces, ¿qué podemos esperar de un solo “chofer/escolta” a quien se le pide que desafíe las leyes de la física al estar en dos lugares al mismo tiempo, y además se le responsabilice por no lograrlo? El “chofer/escolta” funciona bien mientras no sucede nada, pero cuando ocurren los ataques, las deficiencias se traducen en pérdidas de vidas. Un caso similar ocurrió en México cuando el empresario Martín Rodríguez fue asesinado en enero de 2021 al salir de su gimnasio.

El concepto de “chofer/escolta” ahorra dinero pero genera una falsa sensación de seguridad, algo que el señor Hernán Roberto Franco pagó con su vida. Es hora de tomar en serio la protección ejecutiva, de dejar las improvisaciones y así salvar tanto las vidas de los protegidos como las vidas de los protectores.

es_MXES