Protección Ejecutiva y el uso de Arma de Fuego – Estudio de Una Muestra Representativa

Se ha discutido mucho sobre la eficacia de las armas de fuego en la Protección Ejecutiva. Para muchos protectores, así como para los protegidos, las armas significan protección y, además, un requisito indispensable para poder ejercerla. Es por esto que nos dimos la difícil tarea de determinar, con datos y hechos, la eficacia que realmente tienen las armas de fuego dentro de la seguridad ejecutiva en situaciones reales.

Sin embargo, este propósito resulta casi imposible de precisar mediante un absoluto rigor científico, ya que, solamente en México, sería prácticamente inviable contabilizar cuántas personas se desempeñan en esta actividad, entre elementos de seguridad privada, policías complementarias, policías comisionados para cuidar a las personas, militares que realizan estas tareas por encargo oficial, militares en retiro que lo hacen por su cuenta, particulares con o sin portación de arma que prestan servicios sin tener una empresa de seguridad, escoltas de los grandes corporativos y así como los que se denominan “choferes escoltas”. Es decir, por principio de cuentas, no tenemos el número preciso de los protectores; no sabemos cuántos de ellos tienen arma o no, ni tampoco el número de eventos totales en los cuales la pudieron haber empleado con o sin éxito.

Sabemos, de acuerdo con el INEGI, que en las últimas tres décadas tuvimos un total de dos mil 877 ejecutivos y funcionarios asesinados, pero ignoramos cuántos de ellos contaban con protectores y cuántos de éstos portaban un arma de fuego. Si esto lo extrapolamos a escala mundial, entonces, hacer un estudio totalmente preciso se torna imposible.

Esta es la razón por la cual decidimos tomar una muestra representativa que nos permitiera obtener un resultado, aunque aproximado, lo suficientemente significativo para determinar el rendimiento que las armas de fuego tienen en la Protección Ejecutiva. Con este propósito, analizamos 124 atentados contra prominentes figuras públicas que se llevaron a cabo durante el siglo XX y lo que va del siglo XXI en 60 países diferentes.

¿Cuáles fueron los criterios para considerar estos 124  casos? Con el objetivo de que la muestra fuese significativa, se tomaron en cuenta los siguientes aspectos:

 

  • De carácter universal, ya que los casos son en todo el mundo.
  • Hechos históricamente comprobables y ampliamente difundidos.
  • El número tendrá que ser suficientemente representativo.
  • Que cubran un periodo de tiempo significativo.
  • Debe ser comprobable que las víctimas contaban con un equipo de seguridad armada.
  • Víctimas que sean personas de máximo o muy alto rango en sus respectivos países, o personas con protección oficial asignada por las autoridades (De esta manera se puede presumir que los elementos que les proveyeron la protección fueron debidamente seleccionados y capacitados. Así, las fallas en la reacción no pueden ser atribuidas a una falta de adiestramiento o aptitud, característica de suma relevancia para el presente análisis).

Solamente se han tomado en cuenta los atentados, debido a que los casos de secuestro, de igual forma, serían imposibles de cuantificar. Más aún, resultaría sumamente difícil contar con los hechos históricamente comprobables sobre el desempeño del personal armado en cada caso. Lo mismo aplica para el uso de armas de fuego contra los asaltos fortuitos y otro tipo de problemas semejantes, ya que son todavía menos documentados.

La muestra de los 124 casos universales y comprobables es suficientemente amplia y representativa para mostrarnos qué es lo que los mejores grupos de seguridad armada, en sus respectivos países, lograron hacer en los casos de ataques reales que se dieron a lo largo de más de un siglo y cuál fue la relevancia que tuvieron las armas de fuego para proteger a las personas en todos estos hechos.
Para considerar que en un ataque el uso de las armas de fuego resultó exitoso, el criterio es que éstas debieron ser empleadas de manera oportuna; es decir, que su intervención fue decisiva para que el protegido resultara ileso, pues, de lo contrario, la supervivencia de éste se podría atribuir al azar y no a la efectividad de las armas.

Los casos están divididos en dos partes: en la primera, se encuentran aquellos en donde el atentado no fue consumado por diversas razones, y, en la otra, están los que tuvieron un resultado fatal.

Del estudio se puede observar que solamente en 4.03% de los casos las armas de fuego fueron decisivas para salvar a los protegidos. Sin embargo si de esta ecuación eliminamos los golpes de estado y los operativos tipo militar o paramilitar y nos enfocamos solamente a la protección ejecutiva regular (la que ejercemos la mayoría de los protectores en el mundo) -la eficacia de las armas de fuego en nuestras condiciones operativas es solamente de 1.63%

De manera que, en este estudio en particular, se muestra la muy poca relevancia que esta herramienta tiene en la protección de ejecutivos y altos dignatarios. Claro que, como además pudimos ver, es el 4.03 % (o 1.63%) también significa salvar la vida del protegido, por lo que no debería ser un porcentaje desestimado; sin embargo, las armas de fuego no deben ser consideradas como herramientas principales en la Protección Ejecutiva, ni tampoco el sistema de seguridad de un VIP debe estar centrado en su empleo.

Es importante destacar una vez más que fueron tomados en cuenta solamente aquellos atentados contra cierto tipo de personas y con un tipo muy específico de protectores, sin contar la enorme cantidad de secuestros que azotan particularmente a Latinoamérica.

Por supuesto que no se pretende hacer un estudio definitivo, pero sí se puede dar una idea general sobre el alcance que las armas de fuego tienen en la Protección Ejecutiva. También resulta importante señalar que, por décadas, su preponderancia en esta industria estuvo basada en un mito, o bien en las películas de acción, y no en los hechos ni en los datos duros.

Resulta sorprendente que, en el 7.2 % de los casos estudiados, los atentados fueron frustrados o los atacantes resultaron posteriormente inmovilizados con “manos vacías”, ya sea por los protectores o por la misma gente. Estas técnicas fueron usadas contra las personas solitarias que atacaban a las figuras públicas desde la multitud (atentados contra Reagan, Isaac Rabin, Herbert Hoover, Franklin D. Roosevelt, etc.)

Ello no necesariamente quiere decir que las técnicas de combate cuerpo a cuerpo resultan más eficaces que las armas; simplemente mostraron su eficacia para una amenaza específica que estuvo frecuente en el estudio.

Llama la atención también el atentado en contra del candidato presidencial de Colombia, Luis Carlos Galán, quien fue asesinado a pesar de contar con 18 escoltas armados hasta los dientes. Este hecho pone en evidencia que un operativo fuerte no es necesariamente un operativo eficaz.
En conclusión, el presente análisis de muestra representativa le da un valor aproximado de un 4.03 % de eficacia a las armas de fuego en situaciones reales de uso, o 1.63% – dependiendo cual es  la condición operativa relevante para nosotros : civil o militar /paramilitar.

 Esto significa que en la Protección Ejecutiva el arma de fuego es una herramienta de importancia menor y de poca confiabilidad, sin embargo, no debe ser desestimada, ya que, como vimos, en algunas condiciones, aunque sean pocas, nos puede salvar la vida. Lo importante es enfocar nuestras operaciones en actividades preventivas que nos permitan desactivar los ataques antes de que éstos sucedan y no estar centrando nuestras operaciones en métodos que históricamente no han dado resultados.

Intentos

  1. Eduard, Príncipe de Gales – 1900
  2. Leopold II, Rey de Bélgica – 1902
  3. Alfonso XIII, Rey de España – 1906
  4. Theodore Roosevelt, candidato presidencial EU – 1912
  5. Lenin – 1918 (atacante sometido usando manos vacías)
  6. Georges Clemenceau Primer Ministro de Francia – 1919
  7. Benito Mussolini, Líder de Italia fascista – Abril 1926 (atacante sometido con usando manos vacías)
  8. Benito Mussolini, Líder de Italia fascista – Mayo 1926 (atacante sometido usando manos vacías)
  9. Herbert Hoover, Presidente USA – 1928
  10. Franklin D. Roosevelt, Presidente USA – 1933 (atacante sometido usando manos vacías)
  11. Keisuke Okada, Prime Minister of Japan – 1936
  12. Mohammad Reza Pahlavi, Sha de Irán – 1949
  13. Harry Truman, Presidente Estados Unidos – 1950 (armas de fuego fueron decisivas)
  14. Príncipe Hussein, Príncipe de Jordania – 1960
  15. Konrad Adenauer, Canciller Alemán – 1952
  16. Hendrik Verwoerd, Primer Ministro de África del Sur – 1960 (atacante sometido con manos vacías)
  17. Charles De Gaulle, presidente de Francia – 1961 (manejo de vehículos fue decisivo)
  18. Charles De Gaulle, presidente de Francia – 1962 (manejo de vehículos fue decisivo)
  19. Georgios Papadopoulos, presidente de Grecia – 1968
  20. Leonid Brezhnev, Secretario General de la Unión Soviética – 1969
  21. George Wallace, Candidato Presidencial EU – 1972
  22. Ana, Princesa de Inglaterra – 1974.
  23. Sukarno, Presidente de Indonesia – 1962
  24. Gerald Ford, Presidente de los Estados Unidos – 1975 (atacante sometido con manos vacías)
  25. Isabel II, Reina de Inglaterra – 1981
  26. Papa Juan Pablo II – 1981 (atacante sometido con las manos vacías)
  27. Reagan, Presidente de los Estados Unidos – 1981 (atacante sometido usando manos vacías)
  28. Chun Doo Hwan, Presidente Corea del Sur – 1983
  29. Margaret Thatcher, Primera Ministra Británica – 1984
  30. Augusto Pinochet, Presidente de Chile – 1986 (armas de fuego fueron decisivas)
  31. Wonfgang Schäuble, Ministro de Interior Alemán – 1990 (atacante sometido usando manos vacías)
  32. John Major, Primer Ministro de Reino Unido – 1991 (ventanas blindadas fueron decisivas)
  33. Eduard Shevarnadze, Presidente de Georgia – 1992
  34. Eduard Shevarnadze, Presidente de Georgia – 1995
  35. Hosni Mubarak, Presidente de Egipto – 1995 (armas de fuego fueron decisivas)
  36. Kiro Gligorov, Presidente de Macedonia – 1995
  37. José María Aznar, político español y expresidente del Gobierno – 1995 (vehículo blindado y las fallas de los atacantes fueron decisivos)
  38. Principe Carlos de Gales 1995
  39. Eduard Shevarnadze, Presidente de Georgia – 1998 (Vehículo blindado fue decisivo)
  40. Jacques Chirac, Presidente de Francia, 2002 (atacante sometido con manos vacías)
  41. Hamid Karzai, Presidente de Afganistán – 2002 (armas de fuego fueron decisivas)
  42. Pervez Musharaf, Presidente de Paquistán – 2003
  43. Murat Zyazikov, Presidente de Ingushetia – 2004
  44. Shaukat Aziz, Primer Ministro de Pakistán – 2004
  45. Sheikh Hasina, Primer Ministro Bangladesh – 2004
  46. Ibrahim Rugova, Presidente de Kosovo – 2005
  47. Pervez Musharaf, Presidente de Paquistán – 2007
  48. George W. Bush, Presidente de Estados Unidos y Mikheil Saakashvili, Presidente de Georgia – 2005
  49. Abdullahi Yusuf Ahmed, Presidente de Somalia – 2006
  50. Gotabhaya Rajapaksa, Secretario de Defensa de Sri Lanka – 2006
  51. Dick Cheney, Vicepresidente de Estados Unidos – 2007
  52. Guillaume Soro, Primer Ministro de Ivory Coast – 2007
  53. Abdul Gayoom, Presidente Maldivas – 2008 (atacante sometido usando manos vacías)
  54. Jose Ramos Horta, Presidente de Timor Oriental – 2008
  55. Reina Beatrix, Reina de Netherlands – 2009
  56. Yunus- Bek Yevkurov, Líder de Ingushetia – 2009
  57. Stephen Timms, British Labor MP – 2010
  58. Ali Abdulah Saleh, Presidente de Yemen – 2011
  59. Apha Condé, Presidente de Guinea, (armas de fuego fueron decisivas)
  60. Abdul Ghafoor Haideri, Líder del Senado Pakistaní – 2017
  61. Nicolas Maduro, Presidente de Venezuela – 2018
  62. Omar Garcia Harfuch Jefe de la Policía de la Ciudad de México 2020
  63. Ivan Duque, Presidente de Colombia- 2021
  64. Assimi Goita, Presidente de Mali – 2021 (atacante sometido con manos vacías)
  65. Aleksandar Vučić Presidente de Serbia 2022
  66. William McKinley, presidente de los Estados Unidos – 1901
  67. Francisco Fernando (Franz Ferdinand), Archiduque de Austria – 1914
  68. Sidonio País, presidente Portugal – 1918
  69. Michael Collins, Líder revolucionario irlandés – 1922.
  70. Ahmet Muhtar Zogolli -1924
  71. Alejandro I, Rey de Yugoslavia – 1939
  72. Walter Edward Guinness, Lord Moyne, Ministro de Reino Unido en el Oriente Medio – 1944
  73. Ahmad Mahar Pasha, Primer Ministro de Egipto – 1945
  74. Mahmud Fahmi Nokrashi, Primer Ministro de Egipto – 1948
  75. Abdullah I, Rey de Jordania – 1951
  76. José Antonio Remón Cantera, President of Panama – 1955
  77. Hendrik Verwoerd, Primer Ministro de África del Sur – 1960
  78. Hazza al Majali, Primer Ministro de Jordan 1960
  79. Louis Rwagasore,Primer Ministro de Burundi, 1961
  80. John F. Kennedy, presidente de los Estados Unidos – 1963
  81. Jospeh Bamina, Primer Ministro de Burundi, 1965
  82. Hendrik Frensch Verwoerd, Presidente África del Sur, 1966
  83. Robert F. Kennedy, Fiscal General de Estados Unido -1968
  84. Abdirashid Ali Sharmarke, Presidente de Somalia, 1969
  85. Wasfi al-Tal, Prime Minister of Jordania – 1971
  86. Abdul Rahman, Inspector general de Policía de Malasia – 1974
  87. Francois Tombalbaye, Presidente de Chad,1975
  88. Shaik Mujibur Rajman, Presidente de Bangladesh,1975
  89. Muetala Muhammed, Jefe de Estado de Nigeria,1976
  90. Hans Martin Schleyer, Dirigente empresarial alemán – 1977
  91. MarkenNgouabi, Presidente de Congo,1977
  92. Ahmad bin Hussein al-Ghashmi, Presidente de la República de Yemen – 1978
  93. Park Chung Hee, Presidente de la Corea del Sur – 1979
  94. Lord Louis Mountbatten, diplomático, oficial de la Marina Real británica – 1979
  95. William Richard Tolbert, Presidente de Liberia, 1980
  96. Anwar el Sadat, primer ministro de Egipto – 1981.
  97. Ziaur Rahman, Presidente de Bangladesh ,1981
  98. Bachir Gemayel, Presidente Electo de Liban, 1982
  99. Mohammad Ali Rajai, Presidente de Irán, 1981
  100. Indira Gandhi, primera ministra de India – 1984
  101. Rodrigo Lara Bonilla, Ministro de Justicia de Colombia – 1984
  102. Thimas Sankara, Presidente de Burkina Faso, 1987
  103. Carlos Mauro Hoyos, Attorney General of Colombia – 1988
  104. Luis Carlos Galan, Candidato Presidencial de Colombia – 1989
  105. James N Rowe, US Asesor militar – 1989
  106. Waldemar Franklin Quintero, Comandante de la Policía de Antioquia, Colombia – 1989
  107. Alfred Herrhausen, CEO Deuche Bank – 1989
  108. Samuel Doe, Presidente Liberia – 1990
  109. Bernardo Jaramillo Ossa, Presidential candidate, leader of the Patriotic Union party – 1990
  110. Rajiv Gandhi, político hindú – 1991
  111. Giovanni Falcone, Juez Anti-Mafia – 1992
  112. Melchoir Ndadaye, Presidente de Burundi 1993
  113. Luis Donaldo Colosio, Candidato Presidencial México -1994.
  114. Juvénal Habyarimana, Presidente de Ruanda – 1994
  115. Yitzhak Rabin, primer ministro de Israel – 1995
  116. Vazgen Sargsyan, Primer Ministro de Armenia – 1999
  117. Luis María Argaña, vice president of Paraguay – 1999
  118. Zoran Djindjic, Primer Ministro de Serbia – 2003
  119. João Bernardo Vieira, Presidente de Guinea 2009
  120. Ali Abdulah Saleh, Presidente de Yemen – 2017
  121. Alexander Zajarchenko, Presidente Republica Donetsk – 2018
  122. Aristóteles Sandoval, ex gobernador del Estado de Jalisco – 2020
  123. Jovenel Moise, Presidente de Haití- 2021
  124. Shinzo Abe ex Primer Ministro de Japón 2022

admin
Post Count 1
Ivan Ivanovich
Post Count 21